Post venta

Preguntas Frecuentes

Es un dispositivo que almacena energía química para ser liberada después en forma de energía eléctrica en el momento de poner en marcha el motor del vehículo. Cuando la batería se conecta a un consumo externo de corriente, como un motor, la energía química se convierte en energía eléctrica y fluye a través del circuito. Una vez encendido el vehículo el alternador se encarga de recargar la batería convirtiendo la energía eléctrica en energía química nuevamente
Proporcionar energía al burro de arranque, el sistema deyección y el sistema de combustión, para encender el motor.
Ofrecer energía adicional cuando la demanda eléctrica del vehículo excede la que puede proporcionar el alternador.
Proteger el sistema eléctrico, estabilizando la tensión y compensando o reduciendo las variaciones que pudieran ocurrir dentro del sistema.
Abastecer a todo el sistema eléctrico del vehículo (como por ejemplos luces, sistemas de sonido, pantallas de DVD, etc)
Lo primordial es saber el tipo y potencia de motor que tiene mi vehículo. (Ejemplo: motor naftero, motor diesel, 1.4 / 1.6 / 1.8/ 2.0/ 3.0)
Tomar la medida de la batería y observar el amperaje (Ah) de la batería anterior.
La Capacidad de Arranque en Frío (C.C.A.) es la corriente de altatensidad que la batería puede proporcionar a muy baja temperatura. Para medirla, la batería se debe someter a una descarga de corriente constante, bajo condiciones dadas de temperatura (-18º C), tensión final y tiempo.
La capacidad de reserva es el tiempo, en minutos, durante el cual una batería nueva, a plena carga y a la temperatura de 27ºC, puede entregar una corriente constante determinada sin que la tensión descienda a menos de 1.75 Volt por celda.
Es la capacidad definida en condiciones normalizadas de temperatura ambiente, tiempo y corriente de descarga y tensión final.
En nuestro país, por ejemplo, se utiliza la norma IRAM-AITA - 13 A 1. Es frecuente hablar del “amperaje” de una batería cuando se hace referencia a su capacidad nominal en 20 Hs. Pero, cuando elegimos una batería automotriz, debemosteresarnos más por la Capacidad de Arranque en Frío (C.C.A) que por la capacidad nominal en 20 Hs. En efecto, de una batería automotriz se espera la entrega de una gran corriente durante un tiempo muy breve, en el momento del arranque. Y esto queda definido por la C.C.A. En cambio, de una batería estacionaria, como la que encenderá una luz de emergencia o alimentará un equipo de comunicaciones, se espera la entrega de una corriente constante relativamente pequeña durante un tiempo largo.
1. Mal funcionamiento del sistema de carga, debido a fallas en el alternador o regulador de tensión.
2. Celdas secas por no completar el nivel de agua hasta donde lo requiere la batería.
3. Fallas en el sistema de arranque, exigiéndole de más a la batería.
4. Vibración excesiva, debido a un soporte de montaje defectuoso.
5. Uso incorrecto, ya que su batería no está diseñada para alimentar sistemas eléctricos que no sean automotrices.
6. Períodos prolongados durante los cuales la batería no recibe carga (vehículo sin uso), especialmente en vehículos modernos con computadoras y alarmas o sistemas de rastreo satelital.
No, ya que al añadir agua con minerales al interior de la batería, estaremos contaminando los componentes de la misma. Lo correcto es añadir agua destilada o desmineralizada.
No, porque lo que se evapora en el proceso de carga de las baterías es el agua. Por lo tanto, si le agregamos ácido, vamos a variar la composición del electrolito, acortando la vida útil de la batería.
Por su tecnología y diseño que, entre otras cosas, facilita su diagnóstico y revisión. El concepto “De libre mantenimiento” no se refiere, necesariamente, a una batería con tapones sellados, sino a una cuyo nivel de gasificación y consumo de agua es muy bajo. Y esto, se logra con la aleación de las rejillas de las placas, no con tapones externos sellados.
No existen baterías completamente selladas ya que deben tener alguna ventilación que permita la liberación de los gases que se generan en la reacción electroquímica de carga.
El ojo visor de una batería es un densímetro incorporado dentro de la misma e indica el estado de carga de la misma. No indica si la batería está en buen estado o no. Por ejemplo: una batería con el ojo visor negro quiere decir que no tiene carga, lo que no implica que cargándola funcione en perfectas condiciones. De la misma manera, si el ojo visor está de color verde indica que la batería tiene carga, pero no nos asegura que la misma funcione correctamente.
Las causas más comunes son:
Fuga de corriente (alguna deficiencia en los cables de la instalación eléctrica, por ejemplo: cables pelados o con daños en el aislamiento de PVC; fatiga de los materiales de zócalos, portalámparas, etc.)
El sistema de consumo (accesorios o aditamentos del sistema eléctrico del vehículo) está demandando más corriente eléctrica que la que proporciona el sistema de carga (alternador y regulador de tensión).
Falla del alternador (por ejemplo, un diodo rectificador quemado, desgaste mecánico).
Correa del alternador dañada.
Existen muchas causas, pero una de las más frecuentes es una fuerte sobrecarga que genera calentamiento de las rejillas. Al calentarse estas, todo el conjunto de placas se curva y deforma, lo que, a su vez, produce una deformación de la caja. Además, se genera mucha gasificación que no puede ser liberada por los tapones.
Cuando la tensión de carga alcanza un valor de 14,4 V comienza a producirse el fenómeno de la electrólisis. Es decir, el agua del electrolito se descompone en sus componentes básicos, hidrógeno y oxígeno. Como se sabe, el hidrógeno es un gas fácilmente inflamable. Si la tensión sigue aumentando (lo cual puede deberse a un mal funcionamiento del regulador de tensión) la velocidad de generación de los gases puede dar lugar a una concentración de hidrógeno tal que, si no se ventila adecuadamente, podrá ser inflamada por cualquier chispa interna o externa. Para tranquilidad del usuario, esta condición no se da con mucha frecuencia. Como consejo, sugerimos descartar lo antes posible las baterías que llegaron al final de su vida útil, ya que en estas la carga suministrada no es absorbida con buena eficiencia y se utiliza, de manera importante, para producir gasificación, y ya vimos que entre los gases generados está el hidrógeno.
Cuando entran en contacto placas positivas y negativas se puede producir un cortocircuito. Y esto puede ocurrir en una o varias celdas.
Una de las causas más comunes por las que esto ocurre es el desgranamiento del material activo de las placas positivas, que se acumula como un sedimento en la parte inferior de la caja de la batería, poniendo en contacto las placas positivas y negativas. Para evitar este problema, se utilizan separadores con forma de sobre, envolviendo a las placas positivas. De esta manera, el material activo al desprenderse quedará contenido dentro del sobre sin pasar al fondo de la caja plástica de la batería.
Cuando las condiciones de operación son muy extremas (sobrecarga prolongada, clima cálido, operación constante) la batería pierde agua por evaporación. En estos casos, es importante reponer el nivel del electrolito para que quede 5mm por encima de las placas. Agregar solo agua desmineralizada o destilada.
Una batería para uso estacionario es la que se mantiene permanentemente cargada mediante un regulador. Este regulador puede, también, alimentar a un consumo, como en el caso de las centrales telefónicas, o a otro equipo de conversión de energía, como en el caso de las UPS (el equipo en cuestión es el inversor que alimenta al consumo).
En los sistemas de iluminación de emergencia, en cambio, el regulador solo alimenta a la batería. En cualquier caso, lo importante es que la batería se descarga con muy poca frecuencia y el regulador debe recargarla, luego de una descarga, y mantenerla perfectamente cargada, compensando la auto-descarga interna.
Lo más normal es hacerlo al 10% de la capacidad nominal. Se recomienda no hacerlo a menos del 5% y a no más del 20%.
Son aquellas que requieren alguna reposición de agua desmineralizada para mantener el nivel del electrolito, de tal manera que siempre esté por encima (unos 5mm) de la parte superior de las placas. Para realizar la operación de agregado de agua desmineralizada, se deben retirar los tapones plásticos ubicados sobre la tapa de la caja de la batería.
Las rejillas de las placas de estas baterías están constituidas por una aleación de plomo-antimonio y sometidas a una tensión de carga de 14,5 V consumen 2,2 gramos de agua por ampere-hora, aproximadamente.
Se denominan así a las baterías que, bajo condiciones normales de servicio automotriz, no requieren adiciones periódicas de agua.
Las rejillas de las placas de estas baterías están constituidas por una aleación de plomo-calcio, plomo-plata o plomo-estaño. Al recibir una tensión de 14.5 V el consumo de agua desmineralizada, por jornada de trabajo de 12 horas, es prácticamente despreciable.
Consejos útiles

Mantenimiento periódico. Verificar el nivel de agua y limpiar los bornes.
Chequear periódicamente el sistema de carga del automóvil o vehículo (alternador y regulador de voltaje) para evitar sobrecargas y descargas.
Evitar que la batería permanezca sin recibir carga por períodos prolongados, ya que el proceso de auto-descarga, propio de todas las baterías, terminará por dañarla en forma irreversible.
1. Si la batería está caliente o se observan burbujas al retirar los tapones, se deberá esperar unos minutos para que se enfríe.
2. Desconectar el terminal negativo (o de masa) y, posteriormente, el positivo de la batería. En caso de que los terminales estén sulfatados, no los golpees; lo correcto es limpiarlos con una solución de bicarbonato de sodio (prepararla con 30g de bicarbonato disueltos en 250 ml de agua). Utilizar llaves fijas para aflojar las tuercas y una pinza para sostener el terminal.
3. Quitar las fijaciones mecánicas utilizadas para inmovilizar la batería en su base.
4. Retirar la batería.
5. Limpiar los terminales del vehículo con la solución de bicarbonato y un cepillo redondo de alambre. En caso de ser necesario, reemplazarlos. Limpiar bien la base, empleando el mismo método. Si fuera necesario, recurrir a un chapista para reparar, proteger y pintar las partes de chapa que pudieran haberse dañado por acción del ácido sulfúrico contenido en la batería reemplazada.
6. Colocar la batería nueva en la base. Asegurarse que los bornes queden en la posición adecuada. Rotarla 180º de ser necesario. Si la batería nueva es del modelo que corresponde los cables del vehículo deberían llegar a los nuevos bornes sin ningún inconveniente.
7. Volver a poner en su sitio los soportes de fijación retirados en la operación 3.
8. Conectar nuevamente los terminales positivo y negativo, asegurándose que el contacto con cada borne sea firme.
1. Las baterías producen gases inflamables. Nunca fumes o acerques fuentes de calor.
2. No saques la batería de tu auto, a menos que sea imprescindible, ya que puede derramarse el electrolito ácido. Una batería siempre debe levantarse tomándola de la base o de sus manijas. Jamás se debe realizar esta operación tomándola de los bornes.
3. Si se derramara electrolito ácido en tu ropa o cuerpo, lávate inmediatamente con abundante agua durante no menos de 15 minutos; si te salpicas los ojos, no los cierres, y lávalos con agua durante el tiempo ya mencionado; recurre a un médico o servicio oftalmológico lo antes que sea posible.
4. Al conectar las terminales de un cargador externo a la batería, poner el cable (rojo) positivo al borne positivo y el cable (negro) negativo al borne negativo. Si la batería aún está en el vehículo, previamente, desconectar el borne negativo.
5. No inclinar la batería pues esto provocará que se derrame el electrolito.
6. Asegúrate que, al instalar la batería, la polaridad de las terminales sea la correcta; de lo contrario, dañarás el sistema eléctrico del vehículo.
7. En caso de que tu auto no arranque, verifica las conexiones de los cables en los bornes. Podrían haberse aflojado o estar cubiertos por sulfato aislante. Si, luego de solucionado este inconveniente, el vehículo no arranca a pesar de que el motor de arranque gira como lo hace habitualmente, te recomendamos llamar a un Centro de Servicio Especializado dado que, probablemente, la falla se deba a otra causa.